Entradas

Feminismo Ucraniano.

Imagen
  Estas son las verdaderas heroínas Ucranianas que luchan hombro con hombro junto al hombre por defender su Patria. Incluso con la posibilidad de fallecer. Uno se debe de sentir profundamente orgulloso de esta mujeres que dan todo. Si muchos hombres se unieron al ejercito para pelear, tambien lo estan haciendo las mujeres. Y merecen nuestro inmenso respeto. Les dejo con el Artículo de Elena Barsukova que le hace a Margarita Rivchachenko.    "Aquí no eres una mujer, porque la guerra no tiene sexo": Margarita Rivchachenko so b re el servicio en defensa terrorista y asistencia militar" Hoy, muchas mujeres ucranianas luchan por nuestra libertad en el frente, en la defensa o en los hospitales. Han tomado las armas, buscan equipamiento para las Fuerzas Armadas, están siendo atendidos. Una de esas mujeres fue Margarita Rivchachenko, periodista y publicista de Kharkiv que ahora vive y trabaja en Kiev. Desde el comienzo de la guerra, se unió a la defensa territorial de la capital

Mientras Putin siga gobernando en Rusia, nadie puede estar a salvo.

Imagen
  La única forma de salir de esta crisis es hacer que el fracaso de Putin en Ucrania sea tan catastrófico para Rusia que su propia élite no tendrá más remedio que destituirlo. Hace 22 años, una guerra brutal llevó a Vladimir Putin al poder.  Desde entonces, la guerra ha sido una de sus herramientas más importantes, y la ha usado sin inhibiciones durante todo el tiempo que ha gobernado. Vladimir Putin existe gracias a la guerra, y ha tenido un gran éxito a través de la guerra.  Esperemos ahora que una guerra finalmente lo acabe. En agosto de 1999, el entonces desconocido Vladimir Putin fue nombrado primer ministro, ya que su predecesor se negó a aprobar una nueva invasión a gran escala de Chechenia.  Putin, por otro lado, estaba listo para hacerlo. Agradeció a los militares por su apoyo incondicional.  Esto les permitió vengarse de la humillante derrota a sangre y fuego que habían sufrido en 1996. En la tarde del 31 de diciembre de 1999, un envejecido y degradado Boris Yeltsin renunció,